El Programa Pan y Vida organizó un festival Samaritan's Purse con aproximadamente un centenar de niños que escucharon por primera vez del amor de Dios. Abarcó barrio Dionisio Díaz (viviendas de los inundados), los Arrayanes, los Horneritos y parte del Barrio Abreu.